Health Library Explorer
A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z A-Z Listings Contact Us
Páginas relacionadas

Leche materna: extracción, recolección y almacenamiento

Las siguientes son algunas recomendaciones generales para recolectar y almacenar la leche materna cuando se emplea un sacaleches eléctrico de uso hospitalario. Si recibe instrucciones más específicas de la unidad de cuidados intensivos neonatales (UCIN), siga esas recomendaciones.

Preparación

Antes de comenzar con la extracción, lea el manual de instrucciones del sacaleches y del equipo de recolección que está usando.

Para mantener las condiciones de esterilidad

La leche materna no es estéril, pero no querrá introducir bacterias del exterior durante la preparación para la extracción, durante la extracción ni cuando almacene la leche o la lleve a la UCIN.

  • Siempre lávese y enjuáguese bien las manos antes de manipular cualquier pieza limpia del sacaleches, las mamas o los biberones o los recipientes de recolección.

  • Algunas de las piezas del equipo de recolección deben limpiarse y esterilizarse de acuerdo con las indicaciones del manual de instrucciones. La mayoría recomienda limpiar meticulosamente estas piezas después de cada uso y esterilizarlas al menos una vez cada 24 horas.

  • Los biberones o los recipientes de recolección que se conectan al sacaleches y se usan para recolectar y almacenar la leche deben estar esterilizados (con agua hirviendo o con vapor). Es posible que en la UCIN le proporcionen los recipientes de recolección.

Probar diferentes ajustes

Tal vez tenga que probar distintas técnicas y diferentes ajustes en el sacaleches antes de encontrar los más adecuados para usted. Las siguientes son algunas recomendaciones generales:

  • Puede humedecer el borde de la tetina antes de la extracción si desea mejorar la unión en la mama.

  • Algunas madres prefieren centrar la tetina en el pezón y en la areola primero y luego encender el sacaleches. Otras encienden primero el sacaleches y luego colocan las tetinas en las mamas.

  • Comience la extracción en una potencia de succión baja o mínima y auméntela gradualmente. Por lo general, la potencia se aumenta hasta el punto que le resulte cómodo. Si le causa molestias, disminuya la potencia de succión.

  • La succión no puede mantenerse si la unión de la tetina en la mama no es hermética; por lo tanto, revise la unión periódicamente. Vigile también el patrón rítmico de jalar y soltar el pezón y la areola dentro de la tetina.

  • Es normal que el sacaleches funcione durante unos minutos antes de que el flujo de leche sea estable.

  • No llene los biberones de recolección más de dos tercios de su capacidad, para evitar el flujo de retorno y permitir que la leche se expanda si se la congelará. Si llena los biberones con facilidad, tenga preparados más biberones de recolección. Deténgase y cambie el biberón si es necesario. Si su bebé toma más de un biberón cada vez que se alimenta, quizá sea conveniente conectar biberones de recolección de mayor capacidad a la tetina del sacaleches.

  • Cuando esté lista para detener la extracción, presione con un dedo limpio la mama justo sobre la tetina del sacaleches. De esta manera, la tetina se desprenderá del tejido mamario. Si se acumuló leche en una tetina, inclínela al retirarla para que la leche caiga dentro del biberón de recolección. Luego apague el sacaleches. Algunas madres apagan primero el sacaleches y luego desprenden la tetina del tejido mamario.

Cómo almacenar la leche materna

Mezclado de la leche

Si se extrajo leche de ambas mamas en una sesión y la cantidad total de leche no supera los dos tercios de un biberón, puede mezclar los contenidos en un solo biberón vertiendo con cuidado la leche de un recipiente estéril en el otro. No mezcle la leche obtenida en diferentes sesiones de extracción cuando se extraiga leche para un bebé de alto riesgo.

Etiquete de inmediato los recipientes de recolección

Las etiquetas deben incluir el nombre del bebé, la fecha, la hora del día en que se realizó la extracción y los medicamentos o las sustancias que consumió o a las que estuvo expuesta desde la última sesión de extracción, por ejemplo, productos derivados del tabaco.

  • Si utiliza leche materna recién extraída sin refrigerar, debe alimentar al bebé antes de transcurrida una hora después de la extracción. No deje la leche sin refrigerar durante más de 30 a 60 minutos cuando esta sea para alimentar a un bebé de alto riesgo. Esto conlleva el riesgo de que se contamine, algo poco recomendable para un bebé de alto riesgo.

  • No siempre es posible darle a un bebé leche materna recién extraída. O tal vez se extraiga más leche de la necesaria para una toma y quiera guardarla para dársela al bebé más tarde. En estos casos, refrigere de inmediato la leche en los biberones de recolección etiquetados. La temperatura del refrigerador debe estar entre 32 °F y 39 °F (0 °C y 3.9 °C).

  • Congele los biberones de recolección etiquetados si no se usará la leche en las siguientes 24 a 48 horas. El personal de la UCIN le informará si usa como guía las 24 horas o las 48 horas.

  • No congele la leche que ha estado refrigerada por más de 24 a 48 horas. Si bien se ha demostrado que la leche es segura cuando se la refrigera durante varios días, los especialistas suelen recomendar que se la congele antes cuando es para alimentar a un bebé de alto riesgo.

  • Congele la leche materna en pequeñas cantidades para descongelar solamente lo que el bebé necesita cada vez. Una vez que la leche materna ha sido descongelada, se la debe usar en el lapso de 24 horas (si se descongeló en el refrigerador) o de 4 horas si se la entibió, o debe desecharse. El personal de enfermería puede decirle la cantidad de leche que su bebé necesita diariamente.

La leche materna congelada puede conservarse de la siguiente forma:

  • Hasta 2 semanas si el compartimiento del congelador está dentro del refrigerador. En este modelo, debe abrir la puerta del refrigerador para acceder al congelador.

  • Entre 3 y 6 meses en un congelador que sea parte del refrigerador pero tenga una puerta separada.

  • Entre 6 y 12 meses en un congelador independiente de muy baja temperatura, 0 °F (-18 °C).

Transporte de la leche materna refrigerada o congelada

Ponga la leche en un bolso térmico o en una hielera con un gel refrigerante. Cuanto más lejos viva de la UCIN, mayores serán las probabilidades de que deba recubrir el interior de la hielera con bolsas de gel refrigerantes adicionales para evitar que la leche congelada se descongele.

Leche materna recién extraída

La leche materna recién extraída contiene la mayor cantidad de propiedades antinfecciosas activas. La refrigerada tiene menos de estas propiedades en comparación con la leche recién extraída, y la leche materna congelada es la que menos tiene.

Cómo descongelar la leche materna

Las siguientes son algunas recomendaciones generales para descongelar la leche congelada:

  • La leche más vieja debe usarse primero, a menos que se recomiende usar la leche recién extraída.

  • Para descongelar la leche materna, se debe colocar el recipiente de recolección en el refrigerador. Si necesita la leche con mayor rapidez, puede poner el recipiente bajo el chorro de agua corriente tibia o colocarlo en una taza, una olla, un tazón o un cuenco con agua tibia.

  • No descongele la leche materna a temperatura ambiente, en agua muy caliente ni en el microondas. El microondas puede calentar algunas partes más que otras. Tanto el uso del microondas como de agua muy caliente puede reducir el número de determinadas propiedades antinfecciosas activas de la leche.

  • La leche se separa durante el almacenamiento, y la crema sube a la superficie. Gire o rote suavemente el biberón de recolección para homogeneizar la leche. No agite el biberón con fuerza.

  • No congele la leche una vez que haya estado descongelada. La leche descongelada debe usarse en el lapso de 24 horas si está destinada a un bebé internado en la UCIN. (Una vez el bebé ya está en la casa, es seguro darle leche que se haya descongelado 24 o 48 horas antes).

Cómo cuidar el sacaleches y el equipo de recolección

Es importante que el sacaleches y el equipo de recolección funcionen correctamente:

  • Lea el manual de instrucciones y siga las recomendaciones para la limpieza del equipo de extracción, salvo que en la UCIN le hayan dado indicaciones especiales.

  • Las piezas del equipo de recolección se sacan para limpiarlas por separado.

  • El sacaleches propiamente dicho y la parte del equipo donde se conectan los tubos no deben limpiarse y tienen que estar secos, o, de lo contrario, no funcionarán correctamente. (Estas piezas del equipo nunca tienen contacto con la leche que se almacenará para el bebé).

  • Después de usar el sacaleches, enjuague primero con agua fría todas las piezas que tuvieron contacto con la mama o con la leche. (El agua fría permite eliminar los restos de leche sin que se coagule la proteína difícil de limpiar). Luego lave cuidadosamente estas mismas piezas con agua caliente y jabón. Enjuáguelas con agua caliente y déjelas secar al aire entre cada uso.

  • La mayoría de los fabricantes recomiendan hervir o esterilizar una vez al día todas las piezas que tuvieron contacto con la mama o con la leche. La esterilización puede hacerse en el microondas en bolsas de esterilización reutilizables fabricadas por la compañía del sacaleches. (Consulte el manual de instrucciones).

No use un lavavajillas para lavar o esterilizar las piezas que tienen contacto con la mama o la leche, a menos que en la UCIN se lo hayan permitido y el manual de instrucciones sugiera que se puede optar por este método.

Revisor médico: Donna Freeborn PhD CNM FNP
Revisor médico: Heather M Trevino BSN RNC
Revisor médico: Mary Terrell MD
Última revisión: 2/1/2021
© 2000-2021 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.
Disclaimer